viernes, 28 de junio de 2013

Le Tableau (Jean François Laguionie) 2011 V.O.S.

Con una premisa original e interesante, el prodigioso autor francés Jean-François Laguionie dirige esta “pequeña” joyita que se convertirá en la primera película de animación que pase por nuestra Muestra, confirmando que este género va más allá de las películas de Pixar o Dreamworks, y que la producción francesa ocupa un lugar privilegiado dentro del género desde hace ya muchos años con títulos tan importantes como Kirikou y la bruja, Les triplettes de Belleville, El ilusionista o Persépolis, por citar algunos de los más conocidos.

Le tableau es la historia de un cuadro con un magnífico castillo junto a un lago, jardines de flores y bosques repletos de secretos que, por misteriosas razones, quedó inacabado. En él viven una serie de personajes cuyas diferencias radican en su grado de realización: los ya finalizados (Toupins), los no terminados (Pafinis) y los bocetos (Reufs) que se enfrentan en una auténtica lucha de clases donde los primeros oprimen y discriminan al resto. Convencidos de que sólo el pintor puede solucionar tal injusticia algunos de ellos deciden salir del cuadro en su busca, iniciando un viaje donde interactuarán con personajes de otros cuadros y donde aflorarán las grandes preguntas sin respuesta de la humanidad: el origen de las diferencias de clases, el sentido de las guerras, el por qué estamos aquí...

Jean François Laguionie lleva haciendo cine de animación en Francia desde los años 60. Proveniente del teatro, aprendió las técnicas del cine de animación con Paul Grimault, que produjo sus tres primeros cortos. En 1978, ganó el Premio César al mejor cortometraje de animación con La Travesía del Atlántico a remo. En Les Trois inventeurs, junto a Michel Ocelot, empezaron a utilizar el método del imán y se inventaron la animación del recorte. En 1985, Jean François fundó el estudio de animación "La Fabrique".

En Le Tableau, Laguionie nos presenta un deslumbrante éxtasis de color que se sirve de distintas técnicas de animación y que nos acerca a las obras de los grandes autores de la pintura universal para contarnos una hermosa historia que confirma que las buenas películas las pueden disfrutar por igual niños y adultos.

Néstor Prades

sábado, 22 de junio de 2013

N-VI (Pela del Álamo) 2012


Lo confieso. Soy un chico N-VI. De familia zamorana (con ramales en Galicia) pero afincados en Villalba (Madrid): mi infancia son recuerdos de una carretera de Castilla. De sus puertos, sus bares, sus gasolineras, sus oteros desolados, sus rectas sin fin desde San Rafael hasta que el Bierzo la retuerce. Imágenes que son la galería animada de lo que fueron los años sesenta y setenta en las España del desarrollismo en que crecí. Imágenes que las nuevas autovías han dejado no atrás, sino a un lado, muchas veces con salidas imposibles en todas las acepciones del término.

Así que cuando Pela del Álamo nos pasó el streaming de su genial documental, para mí, más que ver una película significó un juego de adivinanzas de cada localización. Paisajes tantas veces recorridos, gentes tantas veces escuchadas. Desde la vieja Casa Hilario, en el Alto del León hasta la silueta del arco de aquella iglesia caída en los altozanos de la Mota del Marqués que quema la luz de agosto castellana.

Historias de viajeros, de puticlubs, de bares con "se venden feos de Villalpando". Historias en sordina que me acompañaron tantas veces y que Pela ha sabido volver a darles voz desde ese apego a un territorio que fue rico entre los pobres y hoy yace abandonado en las cunetas de la gran autovía del Noroeste.

N-VI, la película, no es sólo un road movie sin ficción, es también una manera de entender hacia dónde va el género documental en España en estos últimos años. Rodada durante mucho tiempo, con paradas en cada lugar donde el director encuentra un filón, cada historia refleja el proceso de maduración de la carretera, pero también del proyecto y del propio director. Una ristra de gentes que recuerdan con melancolía un pasado que no ha sido sustituido, armadas con bellísimos planos fijos que le dan sosiego a un viaje sobre asfaltos cuarteados.

Pueblos y gentes abandonados o semiabandonados ¿les suena? La veremos este veranos, bajo las estrellas del Pirineo, junto a las ruinas de Ascaso.

Miguel Cordero

viernes, 14 de junio de 2013

Nostalgia de la Luz (Patricio Guzmán) 2010

Las estrellas de Ascaso hace millones de años que se apagaron. Hoy, tal vez, hayan sido sustituidas por otras, y vete tú a a saber cómo son y cómo alumbran. Pero los puntos luminosos que cada noche llegan a nuestros ojos sobre estas montañas mágicas, son historia. Una historia convertida en belleza en este cielo del Pirineo. Pero no todas las historias son bellas aunque Patricio Guzmán se haya empeñado en contarnos ésta, bellísimamente.

Cuando yo tenía 18 años, Víctor Manuel cantó una canción que se llamaba "Mujer de Calama", difícil de entender. O al menos, difícil de comprender si no mirabas hacia abajo, hacia las tierras yermas de Calama, en el desierto de Atacama, el Chile más seco y de estrellas más límpidas. Los telescopios de la Cordillera apuntan hacia arriba, hacia estrellas que murieron hace millones de años, las mismas que hoy destellan sobre Ascaso, pero que se empeñan, aún, en continuar su viaje de luz.

La víctimas de la dictadura de Pinochet, las víctimas de todas las dictaduras -representadas hoy aquí por esas mujeres que recorren cada día el desierto mientras los telescopios duermen- siguen recibiendo la luz de dignidad que emite aún la memoria de sus seres queridos. Porque si no, ¿qué otra luz puede señalar el camino de los seres humanos si no es la de la memoria? No hace falta que me entiendas aquí. Patricio en "Nostalgia de la Luz" te lo va a explicar muy bien.


Trailer de la película:



miércoles, 5 de junio de 2013

El próximo miércoles 12 de junio, a las 11 de la mañana, presentaremos en Zaragoza, en el Museo Pablo Serrano, a los patrocinadores de la Muestra de Cine más Pequeña del Mundo 2013, el cartel y la nueva web.

Será un acto pequeñito, como todo lo que tiene que ver con Ascaso. Asistirán los dos codirectores de la Muestra (Néstor Prades y Miguel Cordero), representantes de las diversas casas patrocinadoras y Ana Santacruz, diseñadora del cartel.

Os esperamos en el Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos Pablo Serrano. Paseo María Agustín, 20. 50004 Zaragoza